miércoles, 30 de junio de 2010

¿CUÁNDO VOLVEMOS?


"La belleza atrae, la inteligencia encanta y la bondad retiene"

Ortega y Gasset


Ahora ya lo entiendes, ¿no?

martes, 29 de junio de 2010

lunes, 28 de junio de 2010

SE ME ESCAPA


Dicen que soy desmedida.

¿Alguien me pasa un tapón?

LA GRAVEDAD

Hay días como hoy en los que me siento abrumada por el peso de la gravedad.
Si por mí fuera, me dejaría arrollar por ese pedrusco.
Y santas pascuas.

viernes, 25 de junio de 2010

EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA


Que la normalidad sea normal causa asombro.

Es cierto.

Pensad en lo que antes no era normal y ahora lo es.

Y por normalidad hablo de lo usual, lo corriente, lo que hace la gente, de aquí y de allá y de todo el mundo.

Ser normal es asombroso.

VERDAD VERDADERA


Todo exceso es contrario al equilibrio.

Así que estaría bien aplicarme mis propias sentencias y a ver si aprendo algo. O practico algo.

O dejo de ser tan excesiva.
Una de tres.


La traición es algo que llevo fatal.

No puedo con ella.

LA DAMA DEL LAGO


Que alguien me acerque un parque, que voy a probar mi tendón recién salido del taller.

jueves, 24 de junio de 2010

QUÉ TIEMPOS...

...aquellos en los que me pasaba las noches pensando en una estrategia para que nadie y digo nadie, robase mi bandera.
Reto a la que quiera a que me gane una partida en este maravilloso juego de estrategia.
Todavía no he sido derrotada.
Aún lo guardo en casa, como oro en paño y si alguna se atreve, lo desempolvo en menos que canta un gallo.


Tres o cuatro bombas de estas, de las que sólo hacen ¡bum!, no me vendrían nada mal para sembrar un campo de minas y evitar así que seres indeseados se acercasen a mi escritorio.

Eso sí, yo juego con las azules.

NO ES TAN FÁCIL

El fenómeno de masas no me va. Como soy de natural independiente, desde aquí reinvindico mi propia rebelión individual.

Eso sí, me tomaré un tiempo para pensar cómo lo hago.

No os creáis que es tan fácil eso de rebelarse una consigo misma.

miércoles, 23 de junio de 2010

QUERIDO DIARIO

Buscando en el baúl de los recuerdos ayer mismo, me encontré con dos diarios que escribí hará casi tres lustros y que tenía proyectado arrojar a la basura, en este afán que me ha entrado últimamente por aligerarme de pesos innecesarios, lo que se denomina en jerga moderna: "personal feng-shui".
Pero desempolvé uno, lo abrí, lo releí, y me encontré con una yo algo lejana pero en el fondo la misma.
Una yo más joven pero igualita a la que soy ahora, en esencia, claro. Lo bueno de los diarios es que los kilos de más y las arrugas no se ven. Me alegró ver que, obviando los detalles físicos, sigo intacta, como cuando descongelas un tupper de lentejas y te saben igual que recién hechas.

No os aburriré con el ataque de nostalgia que me invadió, los recuerdos que se me avivaron, etcétera, etcétera.
Sólo os diré que no he podido deshacerme de ellos y que los pienso guardar para siempre.
Porque una no arroja a la basura a su yo lejano y tres lustros más joven. Se lo lleva a donde haga falta.
Helen dixit.

martes, 22 de junio de 2010

DOÑA NADIE

Me vais a perdonar, pero con los tiempos que corren, me alegro de ser una mindundi de las de toda la vida: de esas que no tienen propiedades, ni fondos, ni valores ni bien alguno susceptible de ser embargado.
El que quiera, que venga y se me lleve, porque yo soy mi única posesión.

lunes, 21 de junio de 2010

ESTOY BIEN HECHA, PERO MAL MONTADA


Así es. He de asumirlo. Mis piezas venían bien de fábrica, pero en la cadena de montaje, pues debe ser que se ensamblaron de manera defectuosa. De ahí todas mis dolencias piramidales, aquíleas, lumbares y demás.

Pero no pasa nada.

Una va al osteópata dispuesta a sufrir, con los ojos medio engurruñados y el resto del cuerpo igual, tensa perdida y lo primero que te pregunta el susodicho es qué te pasa y por qué y tú te quedas a cuadros, porque se supone que eso te lo tiene que responder él, por lo menos yo creo que a la segunda pregunta sí, no me diréis que no.

Después de relatarle con cara triste y ojerosa que me duele aquí y acullá, él te dice con sonrisa de autosuficiencia que eso te lo arregla él en un periquete y se pone manos a la obra o en la masa, como queráis imaginároslo.

Me retuerce y me cruje por arriba y por abajo, me llena de cardenales, me hace sudar la gota gorda, y en medio de esta batalla campal o mejor dícho, carnal, me suelta ese piropo precioso de que estoy bien hecha pero mal montada, como para eximirme de toda culpa. Yo me río por no llorar y él me sigue estrujando como si fuese una naranja.
Vamos, que como guinda le faltó ponerme un lazo y envolverme para regalo.

Lo dicho: si alguna necesita cuidados fisioterapéuticos, que me lo diga, que este hombre es un artista.

viernes, 18 de junio de 2010

FLASHBACKS


Ultimamente el pasado no hace más que volver a mí. Una y otra vez. Y desde diferentes frentes.
Debe ser que me habré dejado alguna puerta mal cerrada y se cuela por la rendija.


Me voy de expedición. He de cerrarlas a cal y canto con un cerrojo de siete llaves, pues me han dicho que son los más difíciles de abrir.

Si se creen que voy a mirar atrás, es que no me conocen.

POR FIN LLEGÓ LA COSECHA

Lo sabía.
No me lo había dicho ningún oráculo. Pero yo lo sabía:
"la persona que me regale una bola del mundo, será la elegida"
Igualito que Neo en Matrix.
Pues bien, ya tengo mi bola.

jueves, 17 de junio de 2010

EN LA BOCA DEL LOBO


Internet me da miedo.

Tanta cosa aquí metida, todos juntos, entrechocados, apretujados, tanto mogollón abrumador de datos, unos verdaderos y otros tan falsos.

No me gustaría que me ocurriera lo mismo que al protagonista de TRON, allá por los años ochenta. Qué película más premonitoria.

Si voy a ser abducida por alguna malévola y aviesa red de estas que nos rodean a diario, al menos me gustaría que me dieran esa moto tan chula.

¿A QUÉ HUELEN LOS NIÑOS?

Los bebés a leche agria.
Y los que van al cole, a goma de borrar.

35


Hoy me he levantado un año más vieja.

Para nada un año más sabia.

Eso sí, el chip lo traigo cambiado, recién importado del país de Todo Me Resbala.

Y parece que funciona.

miércoles, 16 de junio de 2010

IF I WERE A RICH MAN


Compraría todo el silencio del mundo y toda la tranquilidad interior que me faltan.
Y si me sobrara algo, me pagaría una ronda de pipas sentada en algún bordillo chulo.

martes, 15 de junio de 2010

SOLA ANTE EL PELIGRO

Qué razón tenía mi madre cuando me decía:
"si quieres que algo salga bien, hazlo tú misma"

lunes, 14 de junio de 2010

NO QUEDAN DÍAS DE VERANO


Muchos días me acuerdo de mi mecedora. Hoy es uno de ellos.
En ella me habré leído incontables libros.
Yo me mecía bajo el sol de mi jardín, pasaba las páginas, los pájaros migraban cruzando el estrecho mientras formaban uves sobre mi cabeza, mi piel se ponía morena, las pecas afloraban, mi madre me hacía un bocadillo de chocolate con leche, panecillo abierto y tableta dentro; pasaba más páginas, mis piernas despegaban del suelo.
El tiempo no era lo que es ahora, veinticuatro horas de actividad frenética, era algo eterno; los días se sucedían lentos, largos, anchos, te levantabas y podías hacer cualquier cosa.
Hablo de los días de verano.

Me gustaría volver a tener una mecedora y aunque ya no tenga estrecho cerca para ver las aves migrar, poder volver a mecerme y pensar que aunque el tiempo ya no sea tan lento, puedo seguir haciéndolo ancho, ancho, y que me quepan todos los libros que me quedan por leer.

SIGA LA LÍNEA BLANCA


¿Realmente hay que aspirar a lo más alto?

¿Y qué hay de las que tenemos vértigo?

Se busca profesora.

No sé hacer tortillas francesas.

¿Será porque prefiero los huevos revueltos?

ARRÁSTRAME AL INFIERNO


Hacía tiempo que no disfrutaba tanto de una película de terror inteligente, sin pretensiones, descarada, refrescante y con un toque de humor que te deja con tan buen sabor de boca.
Para todos aquellos que quieran pasar miedo, reírse un rato y estar en tensión durante hora y media.
Mucho cuidadito con las decisiones que tomáis...al final todo te pasa factura...

Si alguien sabe cómo hacerse transparente, que me lo diga.

Se ofrece recompensa.

domingo, 13 de junio de 2010


Estoy en peligro de extinción.
Apadríname.

TODO LO QUE VA, VUELVE

Así reza la ley del bumerán, por tanto hay que tener cuidado con lo que lanzamos, que luego va y vuelve y nos da un coscorrón que nos lisia.
Es que esta ley es súper básica y la enseñan hasta en la escuela de la selva y si no, ¿por qué creéis que el Rey León cantaba lo del círculo de la vida?
No hay escapatoria, todo da vueltas y el día menos pensando giramos la esquina y zas, bumerán que te crió.

viernes, 11 de junio de 2010

MONEY MAKES THE WORLD GO ROUND...


Sólo sé que no sé nada.

Y como no sé si llegaré a vieja, me niego a hacerme un plan de pensiones.

Así que no insistáis.

miércoles, 9 de junio de 2010

HECHIZO DE LUNA

El otro día fui al zoo. Mi mejor amiga, su marido y su hijo vinieron a visitarnos.
Decidimos ir al zoo porque era el mejor plan para el chiquitín.
Pensaba que me aburriría un poco viendo a los animalitos allí encerrados. No negaré que algunos me dieron pena, pero no es este un foro para discutir la razón de ser de los zoos. Existen e imagino que por un lado está muy bien que preserven algunas especies. Pues bravo por los zoos.
Pero no quiero irme por las ramas. Aunque me gustaría poder hacerlo con la facilidad con que lo hacía la cría de gorila de montaña. Qué linda. Daban ganas de estrujarla. Parecía un peluche.

Cuando era chica ví Gorilas en la niebla y quedé prendada de Dian Fossey-Sigourney Weaver.
Seguidamente ví Armas de Mujer y decidí que sería actriz.
La segunda decisión, consecuencia de la primera, fue que estudiaría inglés, para irme a Hollywood y conseguir mi sueño.

Lo sé, he visto muchas películas.
Al final sólo estudié inglés. Ni he ido a Hollywood ni soy actriz. Aunque tengo mucho cuento.

Como iba diciendo, fuimos al zoo. Y no me impresionaron ni los leones, ni las leonas, ni los tigres ni los leopardos.
Me impresionó la jirafa. Fíjate tú qué cosa.
Me alucinó su elegancia, su lánguida caída de ojos, su pestañeo delicado y etéreo, su cuerpecillo recogido y su fuerte y esbelto cuello.
Pero lo que más me gustó es que nos miró impasible, se comió sus hierbas "delicatessen" madrileñas y nos ignoró de medio a medio.

Desde aquel día no dejo de pensar en ella.

CORRE, CORRE, QUE TE PILLO...


¿Cuántas veces os sobreviene la sensación de que nunca conseguís poneros al día?
Yo me paso todo el tiempo con esa angustia en el cuerpo.
Intento ponerme al día de todo:
Empiezo queriendo ponerme al día con los correos electrónicos.
Ponerme al día con las llamadas a los amigos que están lejos, con los cumpleaños no sólo de amigos, sino también de sus hijos; ponerme al día con las noticias, al día con las películas que estrenan y que no me da tiempo a ver, con los libros que salen nuevos y que son carísimos de comprar; con las actividades culturales que aquí en Madrid, y gracias al cielo, son innumerables y desde luego, ni por asomo se me ocurre apuntarme a todas. Eso no hay cuerpo ni bolsillo humano que lo resista.
También me gustaría ponerme al día con hacer deporte, con comer bien, con dormir lo suficiente, con echarme crema hidratante y exfoliarme en la ducha con una esponja áspera de esas que te lijan entera; ponerme al día con beber dos litros de agua, comer cinco piezas de fruta, tomar proteínas para cenar e hidratos para comer.
Ponerme al día con tan largo etcétera, que si lo enumerase todo, esta entrada sería larga cual papiro medieval.

¿Por qué tenemos que estar al día de todo?

Estoy agotada de tanta actualización.
Tiro la toalla.
Que venga el día y se ponga aquí a mi vera, que le voy a cantar las cuarenta.

martes, 8 de junio de 2010

LO MINÚSCULO


Había una vez una cosa muy pequeña que se llamaba pondio.

El pondio es la parte más pequeña del kilopondio. Para que nos entendamos, es su hermano pequeño.
El pondio es una unidad de fuerza. Es pequeña, no está vigente en el sistema métrico decimal, pero existe y tiene hasta un símbolo: la P. Tal cual.

P de pondio, para qué nos vamos a marear mucho la cabeza.

A mí me gusta mucho esta palabrilla que me ha regalado una gran amiga. Es lo que tiene estar casada con un electricista. Que te arregla las luces y te enriquece el léxico.

Tampoco me importa que en el diccionario de la lengua española no venga la palabra pondio.

Ser anónimo, diminuto y minúsculo tiene sus ventajas, y es que cuando alguien te descubre, puede llegar a atesorarte.

Y LOS SUEÑOS, ¿SUEÑOS SON?


Hace un minuto me advirtió una amiga que no soñara con los angelitos.

Nunca he soñado con los angelitos.

Le contesté que pensaba soñar con una gran hamburguesa. Lo siento, pero una tiene una imagen que mantener.

Su respuesta fue antológica: "no sueñes con ella, ve y cómpratela"


MEJUNJE


Tengo un follón en la cabeza de los buenos. Ni siquiera soy capaz de encontrar las palabras sencillas para nombrar objetos cotidianos como cinturón, zapatillas, crema, cepillo. Me aturullo y no me salen. Debe ser el estrés, la ansiedad o cosas de esas modernas que ahora gustamos de padecer.

Estoy tan saturada de información, actividades, planes organizados, planes por organizar, coordinar, colaborar y demás palabras que empiezan por co- que no doy abasto.

Una vez me pasó lo mismo y la manera de parar el ritmo fue fatídica.
Así que antes de que me ocurra de nuevo percance semejante, voy a tomarme un respiro.

Que alguien me acerque una ventana, que necesito respirar aire fresco...

jueves, 3 de junio de 2010

100% ALGODÓN


Los grandes placeres suelen residir en los pequeños detalles. Será por eso que "la esencia fina en frasco pequeño se vende".

Para mí una de las cosas más maravillosas que hay en este mundo, es despertarse sin que haya sonado la alarma, desperezarse cubierta por sábanas cien por cien algodón, tomarse un café recién hecho mientras lees el periódico y saber que tienes todo el día por delante para hacer lo que te plazca.

De todas maneras, si no lo puedo tener todo, me conformo con poder sacudirme la pereza matinal envuelta en sábanas de algodón cien por cien. A mi parecer no es mucho pedir.
Puede que sea una nimiedad, pero a mí esa pequeña concesión al sibaritismo más sencillo me hace sentir estupendamente.

miércoles, 2 de junio de 2010

PASEANDO A MISS FORD

Si hay algo en el mundo que me encanta y no tengo ni idea de por qué, es que vengan a recogerme en coche y me lleven a pasear.
Así es de fácil complacerme.

martes, 1 de junio de 2010

Si te encuentras unas mariposas en casa cuando llegues, no te asustes: son mías.
Resulta que no me cabían todas y tuve que dejar algunas.

TELARAÑAS



Hoy me he levantado imbuida por el espíritu de Peter Parker. Llevo toda la semana poniéndome al día con mi colección de cómics y si Peter, un adolescente huérfano, sin un duro y con graves problemas familiares y emocionales, es capaz de ejercer de superhéroe de fino sentido del humor en sus ratos libres y colaborar en el Daily Bugle como fotógrafo freelance, yo puedo con mi vida y si hace falta, con la de los demás.

Si hay que sacar fuerzas de flaqueza se sacan; si hay que luchar contra todos los villanos de la Marvel, se lucha; si hay que pasearse colgada de una tela de araña por los rascacielos de Nueva York porque no tienes dinero ni para comprarte un coche, se pasea una.

Y si tengo que elegir entre todos los héroes del mundo mundial, elijo a Spidey, porque adoro a este espectacular trepamuros cabeza de red.

Y porque si él puede, yo también.