sábado, 21 de agosto de 2010

TRES ERAN TRES...


... pero no las hijas de Elena, sino las veces que iba a ir este año a Londres.
Una para ver a Brandi. Intento fallido. La nube volcánica se cernió sobre Europa y la americana de Seattle no pudo completar su gira. Se quedó allá en su tierra tocando la guitarra.

Dos para ir con mi madre. La vida siempre da una segunda oportunidad y como no pudo ir cuando tocaba, ahora le llegó el momento.

Tres para ir a ver a Brandi. Pospuso su gira, nueva fecha para octubre y yo con mi billetito comprado desde hace meses para que nadie me quite la ilusión de verla.
Pues la Brandi cobarde se rajó. ¡Qué pinche mala!
Que se quedó sin plata la chiquilla, dice en su página oficial, mientras cancela toda la gira europea de un plumazo.
Bueno, Brandi, te perdono por ser tú.

Pero yo soy terca como una mula, nunca cejo en mi empeño y sé que a la tercera va la vencida y como resulta que Londres lo tengo muy visto, Brandi me manda un mensaje subliminal para que vaya a verla a Seattle.

Eres mala, Brandi.

2 comentarios:

  1. Esto me recuerda a canción de "Marieta" , de Javier Krahe.

    ResponderEliminar
  2. No conozco la canción, Amparo. La buscaré.
    Un beso.

    ResponderEliminar